El Refugio

El proyecto ambiental de la Asociación de Cooperativas Europeas Longo Mai, tiene como idea esencial la promoción de formas de vida sostenible para las generaciones presentes y futuras. Por ello, desde inicios de la década de los ochenta la Organización Longo Mai, en Sonador de Buenos Aires de Puntarenas, protegió voluntariamente sus bosques, al mismo tiempo que destinó otras áreas de su propiedad para uso agrícola y vivienda a familias de escasos recursos.

El Movimiento Longo Mai tiene sus orígenes en Austria, Alemania, Suiza y Francia en los años sesenta. El primer plan fue crear un espacio para la promoción de la vida en comunidad con base de autogerencia y autosuficiencia agroalimentaria. Además, se realizaron varios proyectos sociales. Hacia 1979, cuando muchas personas nicaragüenses tenían que huir del régimen dictatorial de Anastasio Somoza, la cooperativa Longo Mai decidió comprar terrenos en Costa Rica. La idea que se tuvo en su momento fue poner a disposición de los refugiados el terreno y de esta forma permitirles una vida independiente.

Después de la victoria sandinista en Nicaragua en 1979, la mayoría de dichas personas refugiadas regresaron a su país, siendo reemplazados por personas refugiadas de origen salvadoreño, quienes se establecieron en la Finca Sonador (=Longo Mai) junto con familias campesinas costarricenses, entre ellas indígenas sin tierras. En los años ochenta, con la intensificación de las guerras civiles centroamericanas, se procuró dar asilo a personas provenientes de toda la región.

Longo Mai se compone actualmente de unas 900 hectáreas, de las cuales, unas 450 han sido destinadas exclusivamente a la protección de bosques, mientras que otros espacios son destinados a producción para consumo local de maíz, frijoles, yuca, bananos, plátanos, carne, leche, huevos, frutas, entre otros, mientras que para el mercado se produce principalmente café y caña de azúcar. Su población se compone principalmente por personas de origen salvadoreño.

En 2014 se declaró como tal el Refugio Nacional de Vida Silvestre Longo Mai, el cual se pretende avanzar hacia un mayor grado de protección de los bosques como parte de la proyección que la Organización Longo Mai desea seguir promoviendo. Esto ha permitido que la comunidad se desarrolle cada vez más como un centro y un referente ecológico en la Zona Sur de Costa Rica, sobre todo porque contrasta con las inmensas plantaciones de piñas de Pindeco, subsidiaria de Del Monte.

OBJETIVOS

General

Conservar y mantener el estado natural del bosque disminuyendo sus amenazas, con el fin de perpetuar su existencia para las generaciones presentes y futuras mediante la creación de un Área Silvestre Protegida modalidad Refugio Nacional de Vida Silvestre Privado.

Específicos

• Conservar especies de flora y fauna ubicadas dentro del bosque tropical muy húmedo transición a pre montano, y bosque pluvial premontano, en las selvas húmedas tropicales del Valle de El General entre los 600 y 1000 msnm.

• Proteger el recurso hídrico de importancia local, regional y nacional, que forma parte de las cuencas de los ríos Convento y Sonador

• Proporcionar oportunidades para la investigación científica, los estudios técnicos, la educación ambiental, la recreación y el turismo.

• Contribuir con el desarrollo socioeconómico y ambiental de las comunidades aledañas al refugio y del país en general.

• Aumentar la promoción del Turismo Rural Comunitario de Longo Mai a través de los atractivos naturales.

• Captar recursos económicos para la continuidad y constancia del proyecto ambiental

(Contratos PSA, donaciones)

DESCRIPCIÓN DEL ÁREA

Se compone de bosques primarios, secundarios, áreas de cultivo y el área del poblado. De acuerdo al Sistema de Clasificación de Zonas de Vida de Leslie Holdridge, están representados el Bosque Tropical Muy Húmedo transición a Premontano, y el Bosque Pluvial Premontano, ambas caracterizadas por presentar precipitaciones anuales promedio de 4000 a 6000 mm, que comprende entre los 600 msnm en las zonas más bajas próximas a la Carretera Interamericana, y los 1000 msnm en la parte más alta en el norte, donde se ubica la mayor zona de bosque primario y donde colinda con las comunidades de Altamira y La Colonia.

Por la alta precipitación y topografía ondulada, las áreas boscosas de Longo Mai son zonas de recarga acuífera, lo cual conlleva la existencia de numerosas nacientes y quebradas que son afluentes del río Sonador y el río Convento. De esos afluentes se abastecen Acueductos Rurales de las comunidades de Longo Mai, Convento y Sonador, los cuales, desde hace más de tres décadas abastecen a las personas de la zona con este líquido.

El Refugio Nacional de Vida Silvestre Longo Mai es uno de los pocos sitios que aún conserva las selvas húmedas tropicales del Valle de El General, y las conecta con la cordillera de Talamanca, ya que la expansión de cultivos agrícolas ha fragmentado este valle a tal punto que algunas especies ahora solo habitan en pequeños remanentes, bosques ribereños, algunas áreas protegidas en la zona y principalmente en la península de Osa. Resguarda también un invaluable tesoro histórico representado principalmente en las rocas con petroglifos dibujados por indígenas precolombinos.

ATRACTIVOS NATURALES Y BELLEZA ESCÉNICA

El Refugio presenta atractivos naturales y arqueológicos como inmensos árboles de ceiba (Ceiba pentandra), especies escasas y/o en peligro de extinción, petrograbados, así como pozas en los ríos Convento y Sonador. Estos atractivos están interconectados por senderos con una amplitud de aproximadamente dos metros, los cuales son de uso mixto (turístico y agrícola).